Turismo sostenible y ecoturismo

Actualizado: may 10


El turismo sostenible es aquel que mantiene un equilibrio entre los intereses sociales, económicos y ecológicos e integra las actividades económicas y recreativas con el objetivo de alcanzar la conservación de los valores naturales y culturales. El turismo sostenible relaciona la satisfacción de los turistas y la conexión con la naturaleza, debiendo representar una experiencia significativa para ellos, haciéndoles más conscientes de los problemas ambientales y fomentando las prácticas de turismo sostenible, siendo así, una herramienta eficaz para aumentar la sensibilidad social hacia la conservación medioambiental.


El turismo que más demanda recibe España y, por lo tanto, con más variedad en su oferta, es el vinculado a las zonas costero-marítimas. Sin embargo, la ocupación excesiva del litoral y la sobreexplotación de sus recursos naturales, con la consecuente degradación ambiental, produce la pérdida de la riqueza de muchos pueblos costeros, autenticidad y tradición cultural, sustituyéndose por su atractivo turístico.


Para recuperar y enriquecer nuestros espacios turísticos hay que apostar por el turismo sostenible como valor de diferencia y competitividad de nuestros destinos, siendo el turismo náutico una buena opción para cuidar de los recursos naturales y culturales de las zonas costeras, ya que actividades como el remo, surf, la vela ligera y el snorkel (entre muchos otros) dependen de una buena calidad ambiental para disfrutar del paisaje natural y de la buena conservación del medio marino.


De esta forma, el turismo náutico ejerce una transmisión de valores automática, resultando en la sensibilización y en el impacto educacional positivo tanto de los turistas como de la población local sobre temas recurrentes de sostenibilidad como la concienciación sobre plásticos y basura marina, contaminación, fauna marina, uso de productos biodegradables y pesca sostenible.

Aun así, este tipo de turismo también supone una huella ecológica y deben de tenerse en cuenta formas de gestión sostenibles para mitigar sus posibles impactos ambientales, convirtiéndose en un ejemplo de la corriente del cambio y del compromiso con la protección y uso sostenible del litoral.

20 vistas0 comentarios